SELECCIONA
UNA REGIÓN

Si estas visitando España por primera vez, te advertimos: este es un país que se convierte rápidamente en adicción. Es un imán para todos los viajeros del mundo. La forma de vida española es irresistible! Es imposible no enamorarse de una cultura donde los amigos, la comida, el vino y la familia tienen prioridad sobre casi todo lo demás. Antes de que te des cuenta, te encontrarás enganchado por algo muy diferente... la celebración salvaje de alguna fiesta local o tal vez por la arquitectura cautivadora de Barcelona. Incluso en los lugares más conocidos por visitar encontrarás algo diferente. Desde Madrid hasta las costas o desde los altos del Pirineo hasta las ciudades árabes del sur. En España hay algo que descubrir en cada esquina, ya sean restaurantes de moda en el País Vasco, los paisajes salvajes de las llanuras centrales, o las galerías de vanguardia en el norte industrial. Pronto, te darás cuenta de que no hay solo una España, sino muchas.
  • La antigua Ovetum ha estado muy vinculada, desde su fundación (s. VIII), a la monarquía asturiana, llegando a ostentar la capitalidad del Reino. Este hecho ha dejado un casco histórico de indudable sabor medieval al que la modernidad ha dotado de un cuidado trazado urbano fácil de recorrer. Un punto de partida excepcional para acercarnos a muestras del arte prerrománico, Patrimonio de la Humanidad, al litoral de la Costa Verde, a increíbles paisajes naturales donde practicar todo tipo de deportes, y cómo no, a una cultura gastronómica de primer orden.

    Un casco antiguo peatonal hace que pasear por Oviedo sea un placer, desde la Universidad hasta la Catedral, y desde el palacio del Marqués de San Félix hasta el de Camposagrado. Un recorrido aderezado con estatuas que surgen de las aceras en los emplazamientos que aluden a su historia. Para descansar, multitud de plazas y plazuelas cuajadas de chigres (sidrerías).

    La torre de la Catedral de Oviedo marca el inicio de cualquier recorrido por la capital asturiana. Realizada en estilo gótico flamígero, su torre, rosetón y pórtico de entrada custodian los mayores símbolos asturianos. La capilla de San Miguel, o Cámara Santa, guarda el Arca Santa, la Cruz de los Ángeles y la Cruz de la Victoria, reliquias también visitadas por los peregrinos que se dirigían a la ciudad santa de Santiago de Compostela. Estos símbolos aparecen en el escudo de Ovied

    La Ruta de la Sidra, bebida emblemática de esta región, nos ofrece una comarca en la que los manzanos inundan el paisaje, donde podemos visitar fábricas, lagares (prensa para sacar el zumo a la manzana) y el Museo de la Sidra de Nava. Los interesados por la minería asturiana podrán recorrer los valles del Nalón y del Caudal para acercarse a estos peculiares paisajes industriales. En El Entrego se encuentra el Museo de la Minería, donde el visitante puede acceder a la recreación de una mina. Mieres también nos muestra su trazado, marcado por la minería. Cerca se encuentran el Santuario de los Mártires de Valdecuna y, en Pola de Lena, la iglesia prerrománica de Santa Cristina, una de las joyas del arte asturiano.